Article Categories

Bookmark and Share

Consejos para padres: El racismo | PDF

Recientemente los Estados Unidos eligió a su primer Presidente Afro Americano. Los niños en escuelas de todo el país andan debatiendo sobre el tipo de Presidente que será; por general estos debates se basan en comentarios que han escuchado de sus padres. Y en algunos casos, estos comentarios tienen una tinta de racismo.

¿Qué es el racismo?

El Diccionario Webster´s New World define el racismo como “una doctrina o enseñanza, sin ninguna validez científica, que argumenta que existen diferencias raciales en el carácter, inteligencia, etc., que profesa la superioridad de una raza sobre otra u otras, y que busca mantener la supuesta pureza de una raza o razas.” En la vida cotidiana, el racismo se expresa a través de la violencia en contra de personas de una raza en particular, chistes sobre personas de una raza u origen étnico, y/o la negación de oportunidades basados únicamente en la raza. En la escuela y en los parques, el racismo se evidencia en los acosos que pueda sufrir un niño de diferente raza, haciéndolo sentir rechazado y que no es bienvenido, sin importar su forma de ser.

El racismo es hiriente

Es fácil darse cuenta que el ser el blanco de un chiste o víctima de acoso es doloroso. Y no es difícil tampoco darse cuenta que el denegarle oportunidades laborales, educativas o de vivienda a alguien, pudiera tener repercusiones dolorosas y duraderas. Pero de lo que mucha gente no se da cuenta es que el perpetuar el racismo también es dañino para aquellos que lo profesan.

Cuando tenemos pensamientos o ideas racistas, nos denegamos la oportunidad de establecer relaciones valiosas con otros, aprender más sobre el mundo en el que vivimos, y de mostrar compasión, empatía y respeto. Estos valores están muy bien considerados dentro de la sociedad, y cuando tratas de enseñarles los mismos a tus hijos, pero al mismo tiempo les enseñas, ya sea abiertamente o a través de chistes o comentarios a otros adultos, que el racismo está bien, los confundes.

No soy racista, pero…

¿Alguna vez ha hecho usted ese comentario? Es casi una garantía que lo que le sigue a esa frase es algo racista. Hay una brecha entre la gente que pertenece por ejemplo a grupos de supremacía blanca, y la gente promedio que hace comentarios que comiencen con “no soy racista, pero…” Pueda que no sea su intención enseñarles a sus hijos a ser racistas, pero al tener este tipo de conducta, lo más probable es que sí lo haga.

Incentive una actitud de interés y respeto

La mejor manera de enseñarles a sus hijos el amor y respeto a los demás, es a través del ejemplo. Muéstreles el interés en otras culturas y creencias:

  • Asistiendo a eventos multiculturales
  • Viendo televisión o videos sobre otras razas o culturas
  • Leyendo libros e historias sobre diferentes sociedades en América y alrededor del mundo
  • Alistándose como voluntario en organizaciones que ayudan a aquellos que viven en la pobreza, a los ancianos o a los discapacitados
  • Dándose cuenta que pueda que otros no hayan tenido las mismas oportunidades que usted ha tenido para progresar, y absteniéndose a hacer duros comentarios o juzgar a los demás en frente de sus hijos

En el aula

Los profesores también pueden desalentar el racismos ofreciendo actividades que enseñan al estudiante acerca de otras culturas y enfatizando las contribuciones que personas de otras razas han hecho en la historia de nuestro país. Déle a cada estudiante la misma oportunidad de aprender y de sobresalir en clase.

Para mayor información:

Teaching Young Children About Racism Helps Change Racial Attitudes by Patty Oh. Associated Content, November 16, 2007.

Video: Why Kids Hate por The Learning Community

Video: Talking with Your Child About Prejudice, por The Learning Community

Ayude a nuestra comunidad a crecer--compartir Consejos para padres: el racismo con un amigo.

 

Sponsored by

Copyright 2011 by The Learning Community Login
Website Design and Development by E-Nor