Article Categories

big sister fighting with her little brother

Bookmark and Share

Consejos para padres:Cuando los hermanos pelean |PDF

Ingles/English: Tips for Parents: Arguing Kids

Muchos hermanos se pelean constantemente. Se pelean por defender su territorio (‘¡sal de MI CUARTO!’), para demostrarse qué tan inteligentes son (‘¡una polilla es también una mariposa!’), y para ponerse de acuerdo en qué juegos juegan. Generalmente tratan de involucrar a sus padres o a quienes los estén cuidando quejándose. Lea a continuación los siguientes consejos para incentivarlos a dejar de pelear y a resolver sus diferencias armoniosamente.

  1. Incentívelos a resolver sus problemas entre ellos solos.

    Los niños no nacen sabiendo cómo resolver sus problemas. Es una habilidad que tienen que aprender, y si los padres o quienes los cuidan siempre intervienen, no aprenderán a desarrollarla. Tómese un tiempo cuando no estén discutiendo para enseñarles maneras de llevarse bien. Un enfoque eficaz lleva el nombre de IDEAL. Enséñeles a sus hijos este método  
  2. Cuando se vengan a quejar, asegúrese que no estén actuando de manera violenta, y calmadamente dígales: ‘Yo tengo confianza que ustedes pueden resolver sus problemas por sí solos. ¿Recuerdan los pasos para resolver conflictos de los que hablamos? Úsenlos.’ Siga la situación de cerca, pero no intervenga a menos que ésta empeore. Una vez que hayan resueltos sus conflictos, dígales que han hecho un buen trabajo tratando de encontrar una solución juntos.
  3. Manténgalos ocupados.

    Los niños aburridos tienden a querer pelearse. Si son niños pequeños, asegúrese que tengan suficientes juguetes, juegos, actividades y libros a la mano, para mantenerlos entretenidos. Si son más grandes, incentívelos a que creen sus propias actividades. Algunas veces, los niños mayores entran en una rutina y se quejan de estar aburridos. Generalmente, la manera más rápida de hacer que se les ocurra algo para hacer, es decirles: ‘Bueno, si no se te ocurre nada para hacer, tengo un trabajo para ti en casa.’
  4. Sea un buen ejemplo.

    Si usted y su esposo o conviviente discuten delante de los niños todo el tiempo, no se sorprenda si es que los niños siguen su ejemplo. Evite la mezquindad, y aprenda maneras de lidiar con sus frustraciones de manera saludable. NUNCA debería pelear delante de sus hijos; los niños se sienten con miedo e inseguros cuando sus padres pelean, y les preocupa que se puedan divorciar. Mejor resuelvan sus conflictos a puertas cerradas, y asegúrese que los niños no los puedan escuchar.
  5. Sin embargo, las pequeñas discusiones pueden ser una gran lección de aprendizaje. Emplee IDEAL, u otra herramienta similar para resolver su conflicto delante de los niños. Diga algo como ‘Mmm…parece que estamos teniendo problemas poniéndonos de acuerdo. Hay que usar IDEAL para encontrar una solución con la cual los dos estemos de acuerdo.’
  6. Asegúrese de estar dándoles suficiente atención positiva.

    Los niños que no reciben suficiente atención, encontrarán maneras de encontrarla haciendo alguna travesura. Si se están peleando y siempre tratan de involucrarla, trate de evaluar cómo interactúa con ellos diariamente. Si para señalando sus faltas o regañándolos más veces de las que les muestra su amor, apoyo y genuino interés, es necesario que cambie esa actitud. Tómese un tiempo para mostrarles una actitud positiva hacia ellos, y lo más probable es que vea una mejora considerable.
  7. Sea creativo.

    No todos los métodos funcionan para todos lo niños. En muchos casos, tiene que ser creativo. Cuando pareciera que sus hijos están peleando más de lo normal, y la causa no es obvia, haga algo completamente inesperado. Algo que los haga reír o que los haga recordar cuánto se quieren:
  8. Invente una canción sobre las peleas, y haga un baile delante de ellos Haga que cada uno le diga cinco cosas que le gustan del otro Hable acerca de alguna ocasión en la que se divirtieron juntos
  9. Recuerde que tienen el derecho de no hablarse.

    Algunas veces, los niños pasan por etapas en las cuales no se soportan. Si bien les puede pedir que se traten con respeto, no puede hacer que se caigan bien. Así como los adultos, los niños tienen sus preferencias cuando se trata de las personas. Si piensa que esto está pasando, piense en actividades que pueden hacer en familia y que los haga recordar que no son enemigos. Pero no fuerce las cosas: sólo conseguirá que haya más resentimiento entre ellos.

Ayude a nuestra comunidad a crecer--compartir Consejos para padres: Cuandohermanos pelean con un amigo.

 

Sponsored by

Copyright 2011 by The Learning Community Login
Website Design and Development by E-Nor