Article Categories

Bookmark and Share

Consejos para padres: El comportamiento |PDF

Haga que las reglas estén de acuerdo con sus necesidades.

Sus reglas no tienen que ser las mismas que las de otras personas.Usted decide qué comportamiento es aceptable y cuál es inaceptable en su hogar. Pueda que quiera que su hijo se acueste a una determinada hora todas las noches, pero pueda que no le importe si es que tiende su cama todos los días.

Note las buenas cosas

Enfatice lo positivo. Se pueden lograr muchas cosas teniendo una mentalidad positiva. A todos, a adultos y a niños, nos gusta ser felicitados por nuestros logros. Esa sensación que uno siente cuando logra un trabajo bien hecho es motivación suficiente para seguir haciendo bien las cosas.

Encuentre oportunidades para alabar a su hijo. En vez de prestar atención a las veces que su hijo esta siendo egoísta, note cuando comparte con otros. Note las cosas que hace bien, y prémielo con una sonrisa, una palmada, o un abrazo. Un beneficio importante de fijarse en lo positivo es que se empieza a dar cuenta de muchas cosas que su hijo hace ‘bien’ que antes no notaba. Pueda que no cuelgue su ropa, pero sí le da la comida a su perro regularmente.

Sea honesta. Si la limpieza es algo importante pare usted y la tarea de su hijo esta bien hecha (pero de una forma desordenada), mejor es que no le diga ‘!Qué buen trabajo que hiciste!’ si es que no lo siente. Más bien encuentre algo positivo que decirle acerca de su esfuerzo, algo que pueda decir sinceramente. Por ejemplo, ‘escribiste una buena historia,’ o ‘escribiste todas las palabras correctamente.’ Después decida si es que éste es un buen momento para sugerirle que copie nuevamente la tarea.

Asegúrese que haya entendido

Cuide lo que diga.  ‘Gracias por venir cuando te llamé’ es más efectivo que decir ‘Bueno, hasta que por fin me escuchaste.’ ‘Hoy sí que trabajaste duro’ tendrá mejores efectos que decir ‘sabía que no ibas a terminar tus tareas.’

Sea clara y directa. Si quiere que su hijo termine sus tareas antes que empiece a ver televisión, hágaselo saber. No le diga: ‘Empieza a hacer tus tareas apenas llegues a la casa.’ Dígale en cambio: ‘Si terminas tus tares antes de las 6pm, puedes ver televisión 30 minutos.’

Haga un seguimiento. Si el premio por hacer bien su trabajo es leer un libro con usted, cúmplalo. Si el castigo por no terminar la tarea antes de las 6pm es no poder ver la televisión, asegúrese de cumplir el castigo.

Tenga un plan en mente y asegúrese de que su hijo entienda ese plan

Defina el problema. Antes de desarrollar un plan de acción con la profesora, tienen que estar seguras de cuál es el problema. Tengan una reunión. Discutan las maneras en las que su hijo es revoltoso o poco colaborador. ¿En qué ocasiones se porta mal? ¿Hay ocasiones en las que presta atención? ¿Qué es lo que ha hecho la profesora para tratar de corregir el problema?

Comparta información. Usted conoce bien a su hijo. ¿Qué tipos de incentivos lo motivarían? ¿Qué castigos serían efectivos? Si a su hijo le gusta estar solo, el mandarlo a su cuarto no sería un castigo efectivo por no hacer la tarea. Si a su hijo le gusta pintar, el pasar tiempo adicional en el caballete podría ser la motivación que necesita para quedarse tranquilo.

Haga que el plan sea claro y concreto. Un vago ‘trataré de ver de que lo termine,’ no es un plan. Usted y la profesora necesitan crear un sistema para comunicarse las mejoras o problemas de su hijo, y para asegurarse que los incentivos y los castigos se dan cuando son merecidos. Pongan el plan por escrito para que ambas tengan claro los detalles. La profesora puede mandarle una nota todos los días a su casa haciéndole saber si su hijo se portó mal ese día o no. Por ejemplo, puede hacer que tres reportes buenos en una semana le hagan ganar un paseo al parque.

El buen comportamiento en la escuela es igual de importancia que el buen comportamiento en casa

Asegúrese que su hijo entienda que usted espera que tenga un buen comportamiento en la escuela. Su hijo debe saber que usted espera un buen comportamiento en la escuela tal y como en casa, y que el aprendizaje es importante para usted.

Cree una alianza con la profesora. Si los problemas de disciplina ocurren en la escuela, es importante que usted y la profesora trabajen juntas. Su hijo debe de saber que usted está trabajando junto con la profesora. Esto no quiere decir que lo puede amenazar con frases como ‘¡Si vuelvo a saber de tu profesora estas en graves problemas!’ Pero sí le puede decir a su hijo que ‘La señorita Brown y yo queremos que hagas tus tareas a tiempo. Hemos estado conversando acerca de cómo podemos ayudarte y este es el plan que hemos diseñado.’

Ayude a nuestra comunidad a crecer--compartir Consejos para padres: El comportamiento con un amigo.

 

Sponsored by

Copyright 2011 by The Learning Community Login
Website Design and Development by E-Nor