Article Categories

photo of adorable young boy looking at camera

Bookmark and Share

Consejos para padres: La predisposición por la belleza | PDF

Ingles/English: Tips for Parents: The Beauty Bias

Todo depende del cristal con que se mira

Dicen que la belleza depende de quién la mira, pero esto no es necesariamente cierto. Casi siempre existe un consenso generalizado sobre quién es considerado atractivo y quién no.

Esto no implica que el ser considerado atractivo en una sociedad haga que lo sea en otra. El concepto de la belleza, hasta cierto punto, se aprende. La televisión, las revistas y las películas tienden a enseñarnos qué es la belleza. Y los estándares sociales de la belleza se pueden transmitir de generación en generación. Pero estos estándares pueden cambiar. Por ejemplo, considere lo ‘atractivo’ que es hoy en día ser muy delgada, en comparación a hace cincuenta años.

También tendemos a pensar en la belleza en términos familiares, e incluso en términos de lo que se parezca a nosotros. Apreciamos lo que nos sea familiar porque nos hace sentir cómodos, y podemos aceptar mas fácilmente a la gente que se parece a nosotros porque estamos seguros que ellos nos aceptarán también. Estos sentimientos también apoyan nuestro concepto de ‘belleza.’ 

Más allá del físico

¿De qué manera afecta a nuestros hijos esta noción de la belleza? Desafortunadamente, nuestro concepto de lo que es atractivo va más allá de la apariencia e incluye muchas otras cualidades.

Lo que es bello es bueno. A través de los años, los estudios han demostrado la existencia de prototipos hacia la gente físicamente atractiva: que lo que es hermoso es bueno. La predisposición hacia la belleza afecta las decisiones de un jurado, oportunidades de empleo, evaluaciones laborales, e incluso la actitud de los padres hacia sus propios hijos. Lamentablemente, esta predisposición también está presente en nuestro sistema educativo.

Desigualdad de oportunidades. En teoría, la escuela está diseñada para darles a todos una oportunidad equitativa de tener una buena educación. Pero la verdad es que muchos profesores subconscientemente relacionan la expectativa académica con el atractivo físico. Un estudio reciente concluyó que los estudiantes ‘atractivos’ eran percibidos por sus profesores como más inteligentes, con un mayor potencial académico, y que provenían de familias con un mayor interés educativo.

Aptitudes sociales. El atractivo físico incluso influye positivamente el concepto que tienen de un estudiante en términos de personalidad y aptitudes sociales. Los profesores perciben a los estudiantes ‘atractivos’ como más sociables, atentos, populares y extrovertidos que los estudiantes ‘poco atractivos.’

Mejores calificaciones. Los estudios también indican que los estudiantes ‘atractivos’ reciben mejores calificaciones y les van mejor en las pruebas estandarizadas. Pero es poco probable que mejores calificaciones y puntajes en las pruebas, sean simplemente el resultado de los prejuicios de los profesores. Los expertos sugieren que las expectativas positivas de parte de los profesores desencadenan una profecía autocumplida, que tiende a resultar en una genuina mejora en el rendimiento de los estudiantes atractivos.

Educación especial. Los estudios además señalan que los profesores tienden por lo general a recomendar que los estudiantes poco atractivos tomen clases especiales o de recuperación cuando dichos estudiantes no cubren las expectativas académicas. Sin embargo, a los estudiantes ‘atractivos’ con el mismo rendimiento académico se les dan el beneficio de la duda.

Cómo mantener la belleza en perspectiva

Las actitudes de los padres. Nuestra noción de la belleza puede ser tan abrumadora, que incluso los padres tienden a tener mejores expectativas de los hijos que ellos consideran atractivos. Y debido a que las normas con respecto a la belleza son por lo general consistentes en toda la sociedad, las expectativas positivas de los padres hacia los ‘niños atractivos,’ serán reforzadas por los profesores que compartan los mismos conceptos de belleza.

Asegúrese  que su hijo comprenda que, para usted, él es hermoso porque lo ama. Evite que la belleza y la apariencia sean un requisito para su aprobación. Déle a su hijo comentarios positivos que sean basados en sus logros, y particularmente, en su esfuerzo.

Autoestima. La confianza, un sentido del propósito, y el creer en uno mismo, son más importantes para cualquier niño que su apariencia personal. El darle a su hijo una buena autoestima es la mejor manera para ayudarlo a sentirse bien consigo mismo, sin importar la opinión de las otras personas.

Demuéstrele a su hijo que es querido. No estará engriendo a su hijo al demostrarle que su amor por él no está basado en si se saca buenas notas, es un buen deportista o en si es atractivo. La autoestima y el saber que son amados incondicionalmente les dará a los niños un buen sistema de valores; uno que es menos vulnerable al ‘síndrome de la belleza.’

El mostrar lo mejor de sí

Ayude siempre a su hijo a verse bien. El estar bien arreglado y el tener una actitud positiva hará maravillas por su hijo, tanto por fuera como por dentro. El cuidar la apariencia personal mejora la autoestima, nos hace sentir mejor con nosotros mismos, y permite que proyectemos una mejor imagen de nosotros mismos.

Para más información:

Saderman Hall, Nadia. “Creative Resources for the Anti-Bias Classroom”. 1999.

 

Sponsored by

Copyright 2011 by The Learning Community Login
Website Design and Development by E-Nor